Cuando:
25 octubre, 2018 a las 20:00
2018-10-25T20:00:00+02:00
2018-10-25T20:15:00+02:00
Donde:
Casa de los Mora
Precio:
Gratuito

Antonio Lara Ramos (1957) es novelista, historiador y ensayista. Doctor en Historia Contemporánea y licenciado en Ciencias de la Educación, ha publicado varias obras de temática histórica, los ensayos La función tutorial: un reto en la educación de hoy (2008) y La educación que pudo ser (2010), y las biografías Pedro Antonio de Alarcón (2001) y Matilde Cantos: un compromiso social (2009).


Es autor de las novelas La renta del dolor (2013), una semblanza entre el exilio y el retorno de los exiliados en los últimos años del franquismo, y La noche que no tenía final (2015), una historia de solidaridades en torno a la trata de blancas. Con Cae la ira, su última novela, se aproxima a la cruda realidad social de la posguerra española en un entorno rural y a los dramas que siguieron a la guerra civil, marcados por la dureza de la supervivencia y las lacerantes represalias que practicaron los vencedores hacia los vencidos. Cae la ira, de Antonio Lara Ramos Finalizada la guerra civil, los años de posguerra sumieron a la población española en una situación de privaciones y miseria. La guerra había desatado la ira entre españoles; sin embargo, el final de la contienda, antes que acabar con ello, alargó un tiempo de odio y venganza marcado por la represalia de los vencedores hacia los vencidos. Cae la ira nos traslada, a través de la mirada de un niño, a esos difíciles años. Las vivencias que forjaron la niñez del protagonista en su pueblo natal nos descubrirán dos sucesos que impactaron su inocencia: el asesinato del alcalde que convulsionó la convivencia y las espurias maquinaciones que truncaron el anhelo de su hermano mayor por ser guardia civil. Antonio Lara Ramos, apoyado en esa visión del mundo de este testigo privilegiado, capaz de conjugar lo real y lo irreal en una misma dimensión, nos introduce en la desgarradora existencia de gentes sometidas a las calamidades de la época, proporcionando al lector un cúmulo de sensaciones que le harán apreciar, mediante una escritura serena y envolvente, la épica y la dignidad con que afrontaron los rigores de su supervivencia.